Morirse

Rascallú, tú serás un cadáver nada más.

Rascallú, tú serás un cadáver nada más.

Olivia con tres años, diez meses y 24 días.
Olivia.- “Mamá, ¿qué es morise, que no me acuerdo?”
Su madre.- Haciendo un gesto divertido para salir del paso, con la lengua fuera y los ojos vueltos y haciendo “Glglglgl”. “Pues esto”, dice.
Olivia.- “¡¡¡Que va, eso no es!!!”.
Su Madre.- “Entonces, ¿qué es?”.
Olivia.- “Pues primero se te caen los labios. Luego, la nariz y los ojos, la lengua y todo el pelo. Entonces, eres ya una caravela y te conviertes en una “morida”.
Nosotros.- “Ah!”.

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Morirse”

  1. La muerte, ese final | Los papás sólo lloran pelando cebolla Says:

    […] la muerte ya llevamos liados tiempo con Olivia. Ella ya dio su opinión al respecto con tres años y poco. Debe ser que, en mi obsesión por no inundarle la cabeza de recompensas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: