La belleza

Al pasar por el Puente de Carranza, camino de casa ya, la Bahía era una balsa calma y brillante.
Olivia, mirando el mar dice:
-“Mira papá, han echado un montón de purpurina encima del agua y no se va”.
Mejor que mire el mar que a un DVD portátil en el reposacabezas de delante, aunque no descarto tener que usarlo llegada la necesidad. Por ahora, sirven los paisajes de bosques de olivos y pueblos sin nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: